Seleccionar página

Estilo minimalista: qué es, características y cómo lograrlo

¿Qué es el minimalismo? Una pregunta algo compleja. En el siguiente apartado veremos la definición técnica, pero desde the minimal g entendemos el minimalismo de muchas formas.

Existe el minimalismo como movimiento artístico, el minimalismo como estilo de vida, el minimalismo en decoración, etcétera.

En este artículo vamos a hablar del estilo minimalista como forma de vida, todas aquellas cosas que hacemos para tener una vida más simple, sin cosas que no aporten valor y nos permitan ser más felices.

¿Qué es el minimalismo?

Como comentaba, existen varias definiciones del término según el ámbito en el que vayamos a usarlo. Si nos vamos a la definición general del concepto y estilo minimalista nos encontramos con lo siguiente:

El término minimalismo, en su ámbito más general, es la tendencia a reducir a lo esencial, a despojar de elementos sobrantes. Es una traducción transliteral del término inglés «minimalism».

Reducir al máximo para quedarte con el mínimo. En todos los aspectos. Si hablamos de diseño gráfico o arte, un diseño minimalista es aquel que prescinde de cualquier elemento que no sea imprescindible para transmitir el mensaje.

Si queremos centrarlo en nuestro estilo de vida, tenemos que eliminar todo aquello innecesario para nosotros. Un gran ejemplo de estilo de vida minimalista es el propuesto por Marie Kondo y su libro «La Magia del orden»

Características del estilo minimalista

El estilo minimalista como forma de vida es muy sencillo. Sus características se pueden resumir en una sola: reducir al máximo todo aquello que no sea esencial en nuestra vida.

Podemos aplicar el minimalismo a cada uno de los aspectos de nuestra vida: reducir la ropa que tenemos, usar menos dispositivos, reducir la decoración de nuestra casa a pocos elementos, usar colores básicos como el blanco y negro o tonos pastel….

También podemos ver el estilo desde un punto de vista espiritual, reducir relaciones personales que consideremos tóxicas, leer y dedicar más tiempo a nuestro cuerpo y mente, meditación.

Minimalismo gastronómico, reduciendo la cantidad de sustancias que consumimos y apostando por una alimentación real food… En fin, que existen muchísimas formas de aplicar este concepto y sus características pueden variar mucho en función de a qué nos referimos.

Por qué ser minimalista

A pesar de lo que mucha gente cree, el minimalismo no es una moda «absurda» o banal, sino que puede ofrecernos grandes beneficios en el día a día.

Si enfocamos el minimalismo en esta sociedad consumista en la cual estamos metidos, una gran cualidad del minimalismo es comprar objetos de gran calidad que duren mucho tiempo. El minimalismo también es un gran aliado del ecologismo, reduciremos la cantidad de basura que generamos, al usar objetos de gran calidad, también compraremos menos y a la larga ahorraremos dinero.

¿Cómo lograr el estilo minimalista fácilmente?

Si lo que queremos es empezar a ser más minimalistas, tener un espacio en nuestra casa (o trabajo) más limpio y sin distracciones, estás más contentos con nuestra vida y más tranquilos estos son algunos puntos que debemos tener en cuenta:

  • Reduce tus pertenencias: tira (dona o vende) todo aquello que ya no necesites. Quédate únicamente con aquello que uses a menudo y te aporte algo en tu día a día.
  • Compra productos de calidad: lo barato sale caro. Si puedes, intenta escoger siempre productos que sean duraderos y que realmente vayas a usar mucho.
  • Evita las ofertas y el «es que estaba muy barato».
  • Prioriza los productos de materiales nobles: Mucho mejor elegir productos con madera natural, bamboo o metal. Evita los plásticos y las telas sintéticas.