Seleccionar página

Vida minimalista: te ayudará a ser más feliz y centrarte en lo importante

En estos tiempos complicados de COVID-19, tenemos que pasar muchísimo tiempo en casa. Es posible que te entre el agobio, la sensación de que está todo desordenado y que no encuentres paz en tu propio hogar.

Por este motivo, te invito a empezar con un estilo de vida minimalista. Sin duda te ayudará a estar mucho más centrado o centrada en tus tareas, tus hobbies y las cosas que realmente te interesan.

Ser minimalista y tener un estilo de vida minimalista no es únicamente tener muy pocas cosas. De hecho, puedes tener muchas cosas y ser minimalista (aunque no es lo común).

Vida minimalista: la casa, el orden y la limpieza

Son los puntos clave en los que piensas al decir que alguien es minimalista. Que su casa está casi vacía, muy ordenada y limpia. Bueno, no vas mal.

Como decía antes, el minimalismo se basa en tener lo mínimo para realizar una función. Por ejemplo, tener en tu armario solo tres camisetas lisas de color negro. ¿Cuál es la función? Que te vistan y te arropen. ¿El mínimo? Pues tres es un buen número mínimo. Mientras una está para lavar, otra se está secando y la que lleves puesta.

El orden y la limpieza son cosas que no van de la mano, puedes tener la casa muy desordenada y que esté limpia. O todo en su sitio pero cubierto de una gruesa capa de polvo y pelusa.

Para tener un espacio acogedor y que te sientas a gusto, necesitas alinear esos dos conceptos: ordenado y limpio. De nuevo, será mucho más fácil ordenar cuando tengas pocas cosas.

A lo largo de la vida de esta web, vamos a profundizar en estos conceptos; cómo ordenar, cómo limpiar, qué debo tener y qué debo tirar… Pero de momento vamos poco a poco.

El minimalismo también es digital

Este es un aspecto que yo personalmente aun tengo que mejorar bastante. Al guardar archivos digitales, como no nos ocupan un espacio físico es mucho más difícil ser conscientes de todo lo que tenemos acumulado.

Pero el síndrome de diógenes digital es muy común y debemos arreglarlo. Ordenar y limpiar nuestros archivos digitales, los documentos, fotografías, descargas, borrar apps del móvil, limpiar el historial y los favoritos para tener solo aquello que realmente queremos ver…

El hardware también es clave, ten dispositivos que te gusten (aquí sale mi vena techie, lo siento). Intenta evitar los cables, si tienes un PC de mesa, usa un teclado y un ratón inalámbricos. Usa un «all-in-one» como ordenador, el iMac de Apple es un claro ejemplo de minimalismo aplicado a un ordenador. Una pantalla todo en uno, sin torre, y con un único cable, el de la corriente. Además, su fabricación en cristal y aluminio le da solidez y calidad.

Las fotos del móvil, hay que hacer limpieza. Elimina todas esas cosas que no quieras (imágenes de WhatsApp, ráfagas, vídeos, capturas de pantalla, etc.).

Vida minimalista en tu día a día

Ser minimalista no es algo exclusivamente de tus cosas (físicas o digitales), también es una filosofía en tu forma de actuar y de pensar.

Haz tus tareas de una en una. Céntrate en una única cosa. Si quieres leer, lee ese libro; siéntate en un lugar tranquilo de tu casa, por una luz relajante, igual algún sonido de agua y lee. Pon el móvil en modo avión.

No te agobies con la vida, medita y relativiza las cosas. Nada es tan urgente como piensas. Vive el momento y planifícate con antelación